Funcionamiento de transistores.

Para el  modelo del respaldo ergonómico usamos un circuito que lleva un transistor pero… ¿ Qué es un transistor? Los físicos norteamericanos Bardeen, Brattain y Shockley investigando con semiconductores, descubrieron el transistor en el año 1942, por lo que en 1956 se les concedió el premio Nobel de Física

Exteriormente está formado por un caparazón o cápsula que puede
tener diferentes formas, del que salen tres patillas metálicas, tres electrodos.

Internamente, el transistor es un componente
semiconductor formado por un cristal que contiene una
región P entre dos regiones N (transistor NPN), o una
región N entre dos regiones P (transistor PNP).

trans

La diferencia que hay entre uno y otro es  la polaridad de sus electrodos.El transistor puede emplearse como interruptor y como amplificador.

El transistor funciona como interruptor CERRADO cuando le aplicamos una corriente a la base y como interruptor ABIERTO cuando no le aplicamos corriente a ésta.Los físicos que descubrieron el transistor se dieron cuenta que mediante la variación de una corriente débil aplica a la base podían gobernar otra mucho más intensa entre colector y emisor. Esto significa que pequeñas corrientes eléctricas pueden ser amplificadas, o lo que es lo mismo, que señales débiles pueden transformarse en otras suficientemente fuertes.

El transistor que hemos usado es el modelo BC 548 B. Esperamos que este resumen os ayude a entender lo que son y como funcionan los transistores.

descarga

Anuncios

Motivación para investigar sobre la ergonomía y la espalda.

La bipedestación, logro del ser humano en su periodo evolutivo, originó muchos cambos en la estructura esquelética ya que la posición erecta implica la readaptación completa de todos los sistemas orgánicos. Uno de los cambios fue la curvatura cara delante de la columna vertebral en la región lumbar para que los homínidos pudiesen soportar mejor el peso de la parte superior del cuerpo.

Precisamente es la zona lumbar de nuestra espalda la que soporta la mayor parte del peso de nuestro cuerpo en solo cinco vértebras separadas por los discos intervertebrales que actúan como amortiguadores flexibles, con el tiempo estos discos pierden elasticidad por eso es muy importante cuidar nuestra columna y adquirir unas rutinas posturales saludables que nos ayuden a evitar dolores en la región lumbar.

En la actualidad ocho de cada diez españoles padecen lumbalgias o   algún tipo de dolor de espalda en algún momento de su vida. Estas afecciones causan una de cada cinco bajas laborales en nuestro país. Los dolores de espalda no están reservados a los trabajadores adultos; los fisioterapeutas están preocupados por la alta incidencia de dolores de espalda en escolares debido a la sobrecarga de sus mochilas, estas no deberían superar en ningún caso entre el 10 o el 15 por ciento del peso del menor. Uno de los factores que favorecen las molestias lumbares son los malos hábitos posturales en nuestra vida cotidiana.

Por este motivo nos propusimos crear un tipo de respaldo ergonómico que pudiese adaptarse al usuario e inteligente que pudiese avisar al usuario mediante una señal luminosa si su postura es correcta o no. Se   propuso diseñar un dispositivo capaz de alertar al usuario de que su modo de sentarse es perjudicial para la salud y así estos puedan corregirlo por ellos mismos.

Para su construcción se desarrollo un circuito eléctrico y se tuvo en cuenta la curvatura media o normal de la región lumbar de la espalda.

Ergonomía & amp; Cía en la sociedad actual

índice

11 / 11 /2013

EL “SÍNDROME DE LA OFICINA ENFERMA” UN PROBLEMA QUE AFECTA AL 50% DE QUIÉNES TRABAJAN FRENTE AL ORDENADOR.

Un mobiliario inadecuado en el puesto de trabajo puede causar multitud de afecciones, tales como conjuntivitis, problemas dermatológicos o falta de concentración

El 50 por ciento de las personas que trabaja en una oficina presenta problemas posturales relacionados con el llamado «Síndrome de la Oficina Enferma», según ha destacado el profesor y director de IMF Business School, Carlos Martínez, ha informado el Instituto de Biomecánica de Valencia en un comunicado. Martínez destaca lo importante que es «disponer de un entorno ergonómico en el trabajo, revisar los equipos de aire acondicionado, sentarse en una postura adecuada, evitar el contacto prolongado con pantallas de ordenador o la falta de luz solar».

El IBV ha indicado que dolores de cabeza, conjuntivitis, problemas dermatológicos o falta de concentración son algunos de los síntomas del «Síndrome de la Oficina Enferma», «un trastorno que afecta a miles de españoles y que es fruto del gran número de horas que pasamos ante ordenadores o entornos de oficina». El Instituto de Biomecánica de Valencia ha agregado que de uno de sus estudios se desprende que hasta el 65 por ciento de estos afectados asocia estas molestias al mobiliario de oficina -silla, altura de las mesas, ordenadores-.

Asimismo, ha indicado que según recoge el último informe sobre salud laboral de la Organización Mundial de la Salud (OMS) las partes del cuerpo más afectadas son el tórax, la espalda y los costados, seguidos de la región lumbar. En esta línea, ha agregado que las dolencias propias de las malas posturas en el puesto laboral pueden causar distintos problemas de salud y ha comentado que este fenómeno sumado a la falta de contacto con la luz solar o el excesivo número de horas ante pantallas de ordenador puede generar el Síndrome de la Oficina Enferma.

Igualmente, ha apuntado que el problema de estos trastornos, según la Sociedad de Prevención de la Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social (Fremap) es «que no suelen dar la cara de inmediato, por lo que van apareciendo con el tiempo después de ir sufriendo una sobre exposición a posturas forzadas como sentarse de manera incorrecta, pasar demasiadas horas sentados frente al ordenador y dentro de una oficina ». Se trata, de «situaciones laborales cotidianas que pueden causar fatiga visual, dolores en las lumbares, mala circulación en las piernas o malestar en las cervicales». El aumento de estas dolencias está provocando que el 25 por ciento del absentismo laboral sea a causa de problemas musculares derivados de este Síndrome, según datos del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

 

 

índice

19/08/2013

¡ME DUELE LA ESPALDA!

Con la llegada del verano aumenta la afluencia de pacientes con dolor de espalda a las consultas tras verse perjudicados por las actividades de las vacaciones. La práctica de deportes nuevos, cambios de cama y comida, temperaturas extremas, largos viajes sin movilidad o cargar con maletas y bultos. A menudo todos estos factores se combinan para castigar nuestra columna y arruinar los días de descanso con un intenso dolor de espalda, entre otros trastornos.

El dolor de espalda es uno de los problemas de salud más recurrentes y aunque en verano pueda agudizarse, amenaza con su presencia a lo largo de todo el año. Según datos de la OMS, afecta a casi el 20% de la población mundial. En España cada año se dan dos millones de consultas en atención primaria por esta dolencia y es la primera causa de baja laboral junto a la gripe.

Según Carlos Gevers, presidente de la Asociación Española de Quiropráctica, «los problemas de espalda suponen en la Unión Europea un 90% de las bajas laborales, así que nuestros pacientes pueden representar igualmente a esa globalidad de la sociedad. Los pacientes que nos vienen a ver con sus problemas de espalda, de cuello… notan que a través de los ajustes quiroprácticos pueden mejorar además en otros aspectos de su salud».

El dolor de espalda, causa de baja laboral

Numerosos estudios concluyen que la quiropráctica es más eficaz que otros tratamientos para el dolor lumbar y resulta el mejor tratamiento dolor cervical. De la misma forma, se ha demostrado que el tratamiento quiropráctico ahorra costes sanitarios por lo que se considera la opción coste-eficacia más atractiva para el dolor de espalda lumbar o cervical.

La columna vertebral es la estructura fundamental de la espalda y una pieza clave de la salud que puede resentirse con el sobreesfuerzo, malas posturas y el estrés. Determinados empleos pueden resultar muy agresivos, por lo que trabajadores de todo tipo, desde operarios industriales, oficinistas, estrellas del deporte, la política o el mundo del espectáculo no dudan en sumarse a los millones de pacientes que acuden al quiropráctico cada año:

La importancia de los quirorpácticos en otros países como EEUU es tal que Barak Obama resaltó que estos profesionales desempeñan un rol muy importante dentro de su plan de salud y debería potenciarse su uso. Se calcula que cerca de 100 000 profesionales ejercen la quiropráctica en el planeta por lo que se considera la tercera profesión sanitaria de atención primaria a nivel mundial.

RECOPILACIÓN DE LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE QUIROPRÁCTICA

Consejos para una columna sana.

  1. Cuando está de pie:
  • Mantenga hábitos posturales saludables. Frecuentar buenas posturas es la mejor manera de prevenir los problemas de espalda. Observe su silueta e intente corregir sus hábitos posturales.
  • Descanse uno de los pies en alto. Esto evitará que doble demasiado la columna. No debe inclinarse hacia delante sin doblar antes las rodillas.
  1. Cuando está sentado:
  • Siéntese derecho. No se deje caer hacia delante. No cruce las piernas cuando esté sentado, aunque sí puede cruzar los pies por los tobillos.
  • Si pasa muchas horas sentado, utilice una silla ergonómica con soporte lumbar. Si al sentarse los pies no llegan al suelo, conviene utilizar un reposapiés.
  • Al inclinarse, mantenga el cuello y la columna lo más alineados que pueda.
  • Cuidado con las corrientes de aire: no permanezca sentado dando la espalda al radiador o al aire acondicionado.
  • Duerma boca-arriba con las rodillas apoyadas sobre una almohada. O de lado con las rodillas flexionadas, con una almohada entre ambas. No duerma boca-abajo, pues esta posición aumenta su curva lumbar y daña el cuello y los hombros. No utilice almohadas demasiado altas. Esto podría dañarle el cuello, los hombros y los brazos.
  • Para levantarse o incorporarse estando acostado, no se levante de la cintura para arriba. Flexione primero las rodillas, gire hacia un lado y ayúdese con las manos para incorporarse.
  • Cuando suba escaleras pise con todo el pie en los escalones, no sólo con el arco.
  1. Cuando carga objetos pesados que sea pegados al cuerpo. Alejarlos aumenta el trabajo de su columna. No alcance ni levante objetos más arriba de su cabeza.
  • Camine a paso ligero al menos media hora diaria. Este ejercicio le ayudará a eliminar líquidos y le mantendrá en forma. Al agacharse, doble las rodillas. Nunca flexione la columna hacia delante. Aproveche los músculos de las piernas para levantar el peso, manteniendo la columna recta.
  1. Cuando conduce:
  • Para entrar al coche, siéntese primero en el sillón y luego meta las piernas en el vehículo. Para salir, hágalo a la inversa.
  • Siéntese con la espalda apoyada en el respaldo, con una apertura de 110º entre el asiento y el respaldo. Utilice un cojín o un soporte lumbar.
6

ALEJANDRO POCIÑA. 22 ENE 2006

El coste de la incomodidad

Si a la tripulación de un petrolero le preguntaran cuál es su herramienta, contestaría que es su propio barco, con sus salas de máquinas, tanques, cubiertas, sistemas de navegación… En una empresa, el “barco” en el que la mayor parte de nosotros desarrollamos nuestra vida laboral, la herramienta sería la oficina en sí misma, con sus ordenadores, muebles, sistemas de comunicación, etcétera.

La calidad y el resultado de un trabajo bien dirigido depende tanto de la preparación y compromiso de los trabajadores como de la calidad e idoneidad de los bienes, medios y herramientas puestos a su disposición. Una buena sintonía y adaptación entre trabajo, herramientas y trabajadores es condición esencial para alcanzar buenos resultados. Hay una ciencia, la ergonomía, que se ocupa de ello y que podemos definir como la “adaptación del entorno de trabajo a la labor que se desempeña en él y a la persona que la desarrolla, buscando su bienestar y su eficacia”.

El 55% de quienes trabajan en oficinas presentan problemas posturales; un 7% causa baja por este motivo

Así, la ergonomía engloba todos aquellos aspectos relacionados con el entorno de trabajo que pueden influir en la persona que desempeña una tarea y en el correcto desarrollo de la misma: desde las herramientas y los equipos, informáticos, hasta la propia distribución de los puestos de trabajo, pasando por el mobiliario y las sillas, deben atenderse los principios ergonómicos, que incluyen, además, aspectos tales como la iluminación, ambiente térmico, ruidos, privacidad…

Como se puede observar, se trata de una disciplina muy amplia y aplicable al diseño de prácticamente cualquier elemento de nuestra vida cotidiana. Pero lo más importante a la hora de aplicar los principios ergonómicos correctamente es que cuando se diseña un puesto de trabajo éste debe estar perfectamente adaptado a la labor que se va a realizar allí: por ejemplo, instalar el sistema de iluminación más adecuado o elevar la altura de una mesa de trabajo para que la persona no tenga que inclinarse innecesariamente.

El objetivo de aplicar la ergonomía en el trabajo es doble: por un lado, proteger la salud de las personas -confort físico- y, por otro, mejorar el grado de satisfacción de los usuarios -confort psicológico-, cuya repercusión más directa será el aumento de la eficacia en sus tareas y el incremento de la productividad.

Los beneficios resultan evidentes para todos. Para los empleados porque van a trabajar en unas condiciones mejores, más sanas y seguras. Para las empresas porque, por un lado, sus trabajadores serán más productivos y eficientes -algunos estudios hablan de aumentos de hasta el 25%- y, por otro, porque se reducen las bajas y absentismos laborales con los consiguientes ahorros. En definitiva, mayores beneficios y más ahorro.

En nuestro país, más del 65% de la población laboral corresponde al sector servicios (terciario) y la mayoría trabaja en una oficina. Estos entornos se están convirtiendo en elemento clave de productividad y competitividad, por lo que su buen diseño, desde el punto de vista ergonómico, es fundamental. El trabajo en este sector se caracteriza por pasar más de ocho horas realizando tareas en posturas sedentarias y con un enorme esfuerzo para el sistema nervioso central. Los problemas más frecuentes son dolores de espalda, cuello, inflamación de muñecas, piernas y tensión ocular, solucionables en gran medida si se hubiera tenido en cuenta la ergonomía a la hora de diseñar el puesto.

Algunos datos interesantes: el 55% de las personas que trabajan en oficinas presentan problemas posturales y un 7% ha causado baja por este motivo. El dolor de espalda constituye la segunda causa de absentismo y la primera causa de incapacidad en menores de 45 años; también hay consecuencias psicológicas como dificultad de concentración, irritabilidad, desmotivación… Las principales quejas de los trabajadores se refieren a la mesa y la silla de trabajo, ambiente térmico, falta de espacio, iluminación y privacidad.

Fundamentos teóricos

A) ERGONOMÍA Y POSTURA.
La ergonomía: Según la Asociación Española de Ergonomía es el conjunto de conocimientos de carácter interdisciplinar aplicados para la adecuación de los productos, sistemas y entornos artificiales a las necesidades y características de sus usuarios para optimizar su eficacia, su seguridad y bienestar. Estos conocimientos pueden aplicarse tanto a objetos como a ambientes.

La postura: Es la posición que adopta nuestro cuerpo con respecto al espacio circundante, la postura influye en el mantenimiento de nuestras capacidades físicas y junto con el equilibrio es la base de las actividades y capacidades motrices básicas.

La mala postura: Es una relación deficiente entre las diferentes partes de nuestro cuerpo. Esta produce un aumento de la fatiga en las estructuras que soportan nuestro cuerpo. Nuestro sistema esquelético reparte de manera desigual las cargas de nuestro organismo y esto puede producir dolores o deficiencias en el organismo.

La postura saludable: Es una relación correcta entre las estructuras de sujeción y movilidad del cuerpo. La higiene postural y la aplicación de la ergonomía son métodos eficaces eficaces para prevenir los dolores de espalda, ya que su finalidad es la de reducir las cargas que soporta la espalda durante las actividades diarias.

B) ANATOMÍA DE LA ESPALDA.
La columna vertebral humana está formada por 33 vértebras. Las 7 cervicales, 12 dorsales y 5 lumbares están separadas por los 23 discos intervertebrales correspondientes. Las 5 sacras están fusionadas, al igual que las 4 coxígeas, formando los huesos sacro y coxis.

Cada vértebra dispone de un foramen vertebral por el que discurre la médula espinal. La región superior de la columna está formada por siete vértebras cervicales. Las doce vértebras siguientes corresponden a las vértebras torácicas. Las últimas cinco vértebras son las lumbares. Las vértebras totalizan el 75% de la longitud de la columna. El resto está constituido por discos, unas almohadillas fibrosas intercaladas entre las vértebras que dejan espacio a los nervios para ramificarse desde la espina dorsal hasta los puntos superficiales del cuerpo.

Entre las vértebras cervicales, dorsales y lumbares existe un amortiguador, llamado “disco intervertebral”.

Está compuesto por dos partes: la parte central de consistencia gelatinosa que se denomina “núcleo pulposo”, y una envuelta fibrosa que lo mantiene en su lugar y se denomina “anillo o envuelta fibrosa”.

El anillo fibroso es más grueso en la porción anterior del disco, por lo que la pared posterior es más frágil. Ese es el motivo por el que la mayoría de las veces en las que el anillo se rompe, causando una hernia discal, lo hace por detrás.

La presión en el núcleo pulposo es de 5 a 15 veces superior a la presión arterial, por lo que no puede llegar sangre a él. Por eso tampoco hay nervios en el núcleo pulposo; sólo los hay en las capas más externas de la envuelta fibrosa. Eso explica que la degeneración del disco pueda ser indolora mientras no afecte a la capa más externa de la envuelta fibrosa; aunque el tejido se desgaste no hay nervios que puedan percibir y transmitir el dolor.

Con el paso del tiempo, la carga que soporta el disco hace que el núcleo pulposo se vaya desgastando y pierda altura. Ese proceso, conocido como “artrosis vertebral”, no es una enfermedad en sí misma, sino que la mayoría de las personas sanas, a partir de los 30 años, comienzan a tener cierto grado de desgaste. De hecho, los ancianos suelen perder altura porque el desgaste del núcleo pulposo hace que el disco pierda espesor, por lo que las vértebras se acercan entre sí.

La columna vertebral tiene varias funciones:

  •  Soporte: permite que la persona se mantenga de pie, soportando las cargas, tanto de distintas partes del cuerpo como externas (por ejemplo al manipular cargas).
  • Protección: asegura y recubre la médula espinal (que es la encargada de transmitir los mensajes entre el cerebro y los brazos, piernas y tronco).
  • Movilidad: permite el movimiento del tronco en distintos planos.

La columna vertebral se divide en cuatro regiones: cervical, torácica, lumbar y sacro-coccígea. Aunque pudiera parecer que está recta, la columna vertebral presenta una serie de curvaturas normales y que es conveniente mantener: está curvada hacia delante en la zona cervical y lumbar (lordosis) y curvada hacia atrás en la zona torácica (cifosis).Estas curvas naturales dotan a la espalda de mayor resistencia y elasticidad. Gracias a la curvatura normal de la espalda esta es 17 veces más resistente que si fuese totalmente recta.

  • Lumbalgia: Es todo cuadro doloroso, agudo o crónico, difuso o localizado, que asienta en la región lumbar. No por el mero hecho de trabajar sentado podemos decir que el trabajo de oficina es un trabajo cómodo. El mantenimiento prolongado de la posición, puede derivar en problemas que afectan primordialmente a la espalda, generando dolor o inflamación

Los movimientos de la espalda.

El movimiento de la espalda no se efectúa de forma rígida. Las zonas lumbar y torácica de la espalda se mueven de manera independiente cuando cambiamos de postura. Al inclinarnos, la parte superior de nuestra espalda se mueve hacia atrás, mientras que la parte inferior rota hacia delante. Los movimientos de la columna vertebral son propios de cada individuo. Cada uno de nosotros tiene su propia “huella vertebral”, tan única como sus huellas dactilares. Nuestra “huella vertebral” cambia a medida que cambiamos de postura a lo largo del día.

Las zonas lumbar y torácica de la espalda necesitan tipos e intensidades de sujeción diferentes. Cuando nos reclinamos, nuestra necesidad de sujeción en la parte superior de la espalda aumenta, sin embargo en la parte inferior de nuestra columna necesitamos una sujeción constante.

Causas y molestias derivadas del trabajo en oficinas:

Los usuarios pasan cada día muchas horas sentados en su puesto frente a su ordenador. Por lo tanto las sillas deberían proporcionar una sujeción ergonómica adecuada en todo momento Además el trabajo es cada vez más nómada, incluso dentro de un mismo edificio los trabajadores usan sillas diferentes a lo largo del día y no suelen regularlas.

Curvatura natural de la espalda:

La columna tiene cuatro curvaturas fisiológicas en el plano mediosagital que se denominan:

  • Lordosis cervical de convexidad anterior
  • Lordosis lumbar
  • Cifosis dorsal de convexidad posterior
  • Cifosis sacra

Transistor: En el circuito empleado en nuestro respaldo el transistor distribuye la corriente del circuito, según se presione o no el respaldo, bloqueándola, atenuándola o amplificándola. Así, si el transmisor actúa en fase de paso (detectores de presión abiertos) se activa la alarma de “mala posición” mientras que en fase de bloqueo no activa la alarma y por tanto la posición de apoyo de la espalda al respaldo de la silla es correcta.

Anexo 1. Documentación sobre el uso y funcionamiento del transistor.

 C)    SONIDOS DE ALTAS FRECUENCIAS.

escalaPresbiacusia: se define como la pérdida progresiva de la capacidad para oír altas frecuencias (empezando por la frecuencias del habla; que oscila entre los 500 y los 4000 Hz), debido al deterioro producido en el sistema auditivo generado por la edad, principalmente a nivel del oído interno y de nervio auditivo.

Aproximadamente, el 30% de los mayores de 65 años y el 50% de los mayores de 75 años tienen algún grado de pérdida de la audición. Al ocurrir de manera gradual muchas personas no son conscientes de la pérdida.

Hay muchas causas, pero con mayor frecuencia debido a cambios relacionados con la edad en el oído interno, en el medio o a lo largo de las vías nerviosas del cerebro.

Otros factores que contribuyen:

  • Efecto acumulativo de ruidos ambientales.
  • Pérdida de los receptores sensoriales en el oído interno.
  • Factores hereditarios. La pérdida de la capacidad de audición, puede iniciarse a partir de los 40 años en algunas personas hereditariamente predispuestas.
  • Envejecimiento

Sonidos de alta frecuencia:

El oído humano tiene una menor sensibilidad en las frecuencias más graves, y en las más agudas frente a las medias. Lo que más oímos por tanto son las frecuencias medias, y las que menos las más graves seguidas de las más agudas. Nosotros nos hemos planteado usar un sonido de 8 Hz y otro de 12 Hz.

 

La hipótesis

¿Podríamos diseñar un respaldo ergonómico inteligente que nos permita mejorar nuestra postura al sentarnos y concienciarnos así de las malas posturas que adoptamos?

 

 

Materiales y metodología

MATERIALES.

  • Listón de madera de 7x3x100 cm.
  • 6 varillas redondas de 20cm.
  • Resistencias de 130Ω
  • Resistencias de 6,8kΩ
  • DiodoS LED rojo
  • Transistores BC 548 C.
  • Pilas de petaca de 4,5V
  • Cables conductores.

METODOLOGÍA

Para poder medir la curvatura de la espalda y crear una media se diseñó y construyó un “medidor” de la curvatura de la columna en posición sentada. Para ello se necesitó de un listón de madera de 7 × 3 x 100 cm y seis varillas redondas de 20 cm de largo. Sobre el listón se realizaron seis orificios de un diámetro de 1 cm y una separación entre ellos de 10 cm por las que pasaban las seis varillas milimetradas.

ergonom-1

Se tomaron datos con este sistema a más de treinta personas para poder tener en cuenta la forma de la espalda a la hora de hacer el respaldo lo más ergonómico posible adaptado a la media de la muestra estudiada, facilitando así su utilización a un mayor número de personas.

Por otro lado se construyó un sistema eléctrico que acoplado al respaldo de la silla actúa como un receptor de presión y permite detectar una mala postura al no tener la espalda completamente apoyada en el respaldo.

ergonom-2

Un transistor distribuye la corriente del circuito, según se presione o no el respaldo, bloqueándola, atenuándola o amplificándola. Así, si el transmisor actúa en fase de paso (detectores de presión abiertos) se activa la alarma de “mala posición” mientras que en fase de bloqueo no activa la alarma y por tanto la posición de apoyo de la espalda al respaldo de la silla es correcta.

Resultados

Nuestro respaldo podía detectar cuándo la espalda del usuario estaba en contacto con él, si el usuario se encorvaba o se sentaba en el borde de la silla sin que su dorso tocase el respaldo el Led recibía electricidad y se activaba. De esta manera el usuario de nuestro producto es consciente de cuándo está manteniendo una postura incorrecta y puede rectificarla.

Con todo ello la curvatura ideal de la espalda según la muestra estudiada se ajusta a la siguiente curva:

ergonom-3